8 consejos para que tu bici eléctrica se vea tan limpia como el primer día

Esto es lo que encontrarás

La limpieza de la bici eléctrica es un proceso que se debe realizar periódicamente para asegurarnos de que la bicicleta nos ofrezca su máximo rendimiento y para que podamos disfrutar de todas sus experiencias durante mucho tiempo. Al igual que cualquier máquina nuestra bicicleta eléctrica necesita un mantenimiento y cuidado especial, o si no piensa en los coches, la lavadora o incluso tu Smartphone. Todos ellos necesitan mantenimiento y alguna que otra renovación.

Para lograr que sigas disfrutando de tu bici eléctrica vamos a contarte los pasos imprescindibles que tienes que seguir para tener la bicicleta impecable y tan cuidada cómo un auténtico profesional.

¿Qué materiales necesitas para limpiar la bicicleta eléctrica?

En primer lugar, es necesario hacerse con todos los materiales necesarios para la limpieza de la bicicleta. Esta es la lista de cosas que no pueden faltar:

  • Trapo para utilizarlo en las zonas más sucias y grasientas.
  • Trapo para darle brillo al cuadro y a toda la bicicleta.
  • Cubo con una mezcla de agua y jabón.
  • Aceite para engrasar la bicicleta.
  • Producto disolvente de grasa o gasoil.
  • Cepillo para limpiar la cadena y los engranajes.
  • Cepillo para limpiar la estructura de la bicicleta.

En segundo lugar, busca un sitio donde puedas limpiar la bicicleta tranquilamente y donde las manchas de grasa no sean un problema, ya que cuando llegue el momento de limpiar la cadena lo más probable es que la suciedad caiga al suelo.

¿Cómo limpiar una bicicleta eléctrica?

Una vez que tengas todos los materiales y te encuentres en el lugar donde vas a limpiar la bicicleta eléctrica comencemos. Estos son los pasos que tienes que seguir.

Paso 1: Retira la batería de la bicicleta, así como todos los componentes electrónicos. Aunque están preparados para que les caiga un poco de agua, es conveniente evitarlo. Así conseguirás una mayor durabilidad y una mejor conservación de los mismos. Por lo tanto, coloca los componentes electrónicos en un lugar seco y donde no se vayan a mojar.

Paso 2: En caso de que la bicicleta esté muy sucia, ya sea porque tu última travesía fue por un lugar súper embarrado o porque simplemente llevas mucho tiempo sin lavarla. Entonces lo mejor es aplicarle agua de manera abundante por toda la bici mediante una manguera a baja presión. Si no tienes una manguera a mano puedes utilizar un cubo de agua. El objetivo de este paso es eliminar las zonas de mayor suciedad y ablandar la misma.

Paso 3: En este paso vamos a limpiar la cadena. Coge el trapo y el cepillo que reservamos para limpiar las zonas de mayor suciedad. Aplica el producto desengrasante sobre la cadena y el trapo. Ahora recorre con el trapo la cadena. Si mientras utilizamos el trapo para limpiar la cadena, hacemos pedalear la bicicleta con la otra mano conseguiremos limpiar la cadena completamente y de una forma más rápida.

Paso 4: Aplica el producto desengrasante sobre la cadena, engranajes y el cepillo para las zonas de mayor suciedad. A continuación, aplica el cepillo sobre la cadena tratando de llegar a las zonas más profundas. Utiliza también este cepillo para limpiar los engranajes de los discos y los platos de la bicicleta.

Paso 5: Engrasa la cadena de la bicicleta inmediatamente después del paso anterior. Para engrasar la cadena y los engranajes utiliza el aceite que mencionamos al principio. Aplica unas gotas sobre la cadena a medida que haces pedalear la bicicleta lentamente. Después haz lo mismo tanto con los discos como con los platos. Para saber si has engrasado correctamente la bicicleta, al tocar la cadena con los dedos deberías quedarte con una ligera capa de grasa. En el caso de que al tocarla la notes seca, quiere decir que aún debes continuar engrasándola.

Paso 6: Prepara un cubo con agua y vierte un poco de jabón. Utiliza el cepillo que reservamos para limpiar la estructura de la bicicleta. Aplica el cepillo con agua y jabón sobre toda la bicicleta: el cuadro, los radios y las ruedas.

Saber más sobre motores para bicis

Paso 7: Utiliza agua limpia para eliminar el jabón de toda la bicicleta.

Paso 8: Déjala secar o utiliza el trapo que reservamos para dar brillo a la bicicleta. También una vez que la bicicleta esté seca podemos utilizar algún producto abrillantador para lograr un acabado más profesional a nuestra bicicleta. Después de estos ocho pasos la bicicleta quedará como si la acabaras de comprar.

Saber más sobre Kits para bicis eléctricas

¿Con qué periodicidad tengo que limpiar mi bicicleta eléctrica?

El mantenimiento de una bicicleta eléctrica es algo que debe realizarse de manera periódica con el fin de evitar que se oxide o que algunas piezas se estropeen. Probablemente, antes que limpiar tu bicicleta te surjan mejores planes que hacer, como planificar tu próxima ruta, ir a comprar alguna pieza nueva para tu bici o simplemente salir a tomar algo con tus amigos.

Tenemos buenas noticias para ti.

Porque no vas a tener que estar limpiándola todas las semanas. Nuestra recomendación es que lo hagas al menos una vez al mes, aunque esto dependerá del uso que le des a tu bicicleta. En el caso de que tengas una bicicleta de montaña eléctrica y te encante meterte por lugares más salvajes como ríos o zonas embarradas. Entonces recomendamos que realices una limpieza rápida cuando vuelvas de realizar tu ruta para evitar que la suciedad se asenté en tu bici. Y luego más adelante hacerle una limpieza mensual más profunda.

¿Cómo limpiar las partes electrónicas de una bicicleta eléctrica?

Las partes electrónicas de una bici eléctrica son cómo el corazón de la máquina, es por ello que debemos tratarlas con cuidado y realizarles un mantenimiento adecuado. Cómo se explica en los 8 pasos de cómo limpiar tu bicicleta eléctrica una de las cosas más importantes es evitar que el agua acceda a los circuitos de nuestros componentes electrónicos, ya que estos dos no se llevan muy bien.

En el caso de la batería, el primer paso antes de coger si quiera un trapo es extraerla de la bicicleta. Cuando tengamos la batería en nuestras manos la mejor forma de limpiarla es aplicar un trapo ligeramente humedecido para limpiar la carcasa de la batería. Por otro lado, tenemos que utilizar un trapo completamente seco para limpiar los bornes.

Además, antes de volver a insertar la batería en la bicicleta debemos prestar especial atención a que el compartimento donde se aloja la batería también esté completamente seco. En caso contrario podemos dejarlo un tiempo hasta que se seque por completo o utilizar un trapo seco para quitar toda el agua que queden.

La limpieza del motor eléctrico de la bicicleta es muy sencilla ya que como no vamos a poder extraerlo de la propia bici, la mejor manera de mantenerla limpia es utilizar un trapo húmedo para eliminar toda la suciedad.

Quiero más información de motores para bicis eléctricas

La pantalla donde se muestra la velocidad y el estado de la batería, es probable que tampoco podamos extraerla de la bicicleta. Por ello, para limpiarla podemos utilizar un trapo en el que apliquemos una pequeña cantidad de algún producto limpiador de cristales. Dado que la pantalla no vamos a poder separarla de la bicicleta durante el proceso de limpieza de la bici, una forma de protegerlo y evitar que le entre agua es recubrirla con plástico transparente.

Ver todos los kits para bicicletas eléctricas

Navega por más artículos interesantes

Nos gustaría saber qué te ha parecido esta información. Marca tu valoración en las estrellitas para ayudarnos a mejorar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario