8 secretos para aprender a montar en bicicleta: domina lo más difícil

Esto es lo que encontrarás

¿Quieres enseñar a tus hijos a montar en bicicleta, pero no sabes cómo hacerlo? ¿De pequeño no tuviste una bicicleta y no pudiste aprender? ¿Te has puesto como reto personal aprender a montar en bicicleta y no sabes por dónde empezar?

Si alguna de estas situaciones te resulta familiar, no te preocupes porque en este artículo vamos a enseñarte tanto a montar en bicicleta si eres una persona adulta como a mostrarte cómo enseñar a tus propios hijos a que aprendan para que cuando ellos sean mayores ya hayan adquirido esta habilidad. Todo esto sin necesidad de apuntarte a clases particulares y morirte de vergüenza. Te vamos a mostrar unos sencillos pasos tanto para enseñar a tus hijos como para que tú mismo aprendas a montar en bici.

Pero primero vamos con los más peques.

¿Cómo enseñar a tus hijos a montar en bicicleta en 8 sencillos pasos?

Antes de empezar a enseñar a tus hijos a montar en bicicleta, recomendamos que hayan aprendido previamente a montar en una bicicleta con ruedines, de este modo habrán conseguido aprender a pedalear y tendrán más interiorizados todos los movimientos, facilitándoles la tarea de aprender a montar en bicicleta.

Paso 1: Encontrar un lugar adecuado

Este paso es muy importante ya que encontrar un sitio adecuado para practica proporciona una mayor confianza a la persona que está aprendiendo y hace que pueda prestar menos atención a las condiciones del terreno. De este modo, no tendrá que estar pendiente de encontrarse un bache, una piedra o un obstáculo, haciendo que su principal preocupación solo sea aprender a montar en bici.

Para saber identificar cual es el lugar más adecuado tenemos que fijarnos en los siguientes factores:

  • Pavimento liso, sin adoquines y sin apenas inclinación.
  • No debe haber obstáculos como piedras grandes, o baches.
  • Lugar tranquilo y con espacio suficiente para maniobrar.
  • No debe haber tráfico: ni coches, ni peatones.

Un lugar ideal para aprender podría ser en una calle por la que no pasen coches, ni personas. Donde el suelo sea muy liso, sin mucha inclinación o cuestas pronunciadas. Evitar que este lugar tenga piedras o baches, o cualquier tipo de obstáculo que pueda distraer a la persona que está aprendiendo. Por lo que no recomendamos elegir caminos de tierra o calles muy estropeadas. Para que veas un ejemplo aquí te dejamos unas imágenes de dos lugares adecuados para practicar:

Paso 2: Seguridad

Una vez hemos encontrado el mejor sitio para practicar, ahora toca equipar a la persona que va a aprender con todos los elementos de seguridad para transmitirle la mayor confianza y tranquilidad. Nosotros recomendamos ponerle los siguientes accesorios:

  • Casco
  • Rodilleras
  • Coderas
  • Guantes protectores

Aunque estos dos últimos elementos no son obligatorios, sí que los recomendamos para los primeros momentos. De esta manera, conseguiremos que en caso de caída el niño no le coja miedo a montarse en la bicicleta y que sea lo menos dolorosa posible.

Paso 3: Ajustar la bicicleta

El tercer paso que tenemos que hacer es ajustar la altura del sillín de acuerdo a la altura de la persona que está aprendiendo. Para ello debemos montarnos en la bicicleta con los dos pies apoyados en el suelo y colocar el sillín a la misma altura que la entrepierna. Así de esta forma, cuando la persona se monte en la bicicleta podrá seguir manteniendo el contacto de los pies con el suelo, aportando más seguridad durante el proceso de aprendizaje.

Para ajustar el sillín, la bicicleta dispone de una llave que al abrirla te permite subir y bajar el sillín hasta la posición ideal para cada persona. Una vez que el sillín esté ajustado asegúrate de cerrar bien la llave y que el sillín se encuentra fijo, de lo contrario cuando se suba a la bicicleta la persona que está aprendiendo, el sillín podría bajarse por el efecto del propio peso de la persona.

Paso 4: Empujar

En este paso vamos a comenzar con un ejercicio muy sencillo para mejorar el equilibrio en la bicicleta y lograr más confianza. Este ejercicio consiste en montarse en la bicicleta con los pies apoyados, y sentados en el sillín. Ahora debemos comenzar a avanzar hacia delante dando pasos cortos. Repetimos este ejercicio durante 10 minutos.

En la siguiente fase vamos a complicar ligeramente el ejercicio para ir ganando en seguridad y mejorando nuestro equilibrio poco a poco. En esta parte comenzamos en la misma posición, es decir, montados en la bici con los pies apoyados en el suelo y sentados en el sillín. Sin embargo, ahora vamos a dar pasos más largos. Dándonos más impulso y dejando a la bicicleta rodar durante unos segundos hasta que demos el siguiente paso. Recomendamos repetir este ejercicio hasta que consigamos dominarlo.

Paso 5: Empujar y pedalear

En el quinto paso es donde vas a empezar a aprender realmente a montar en bicicleta. Así que presta atención. Lo primero que debes hacer es montarte en la bicicleta con los pies apoyados en el suelo y sentado en el sillín. Ahora mueve el pedal derecho hasta la posición más alejada del suelo. A continuación, sube el pie derecho al pedal justo en la posición que lo habíamos colocado. El siguiente paso consiste en impulsarnos con fuerza con el pie izquierdo que teníamos apoyado en el suelo y al mismo tiempo dar una pedalada con el pie derecho. Aprovecha este impulso para subir el pie izquierdo al pedal y comenzar a pedalear. Trata de mantener la bicicleta equilibrada, continúa pedaleando y mira al frente.

A medida que vayas cogiendo velocidad, notarás que la bici está cada vez más estabilizada.

Si estamos enseñando a montar en bicicleta a nuestros hijos, en este paso debemos sujetar el sillín de la bicicleta por detrás para aportarles un extra de estabilidad y seguridad. No retengas el movimiento de la bicicleta, simplemente acompáñalo y trata de ayudarle cuando parezca que se desequilibre.

Conforme veamos que va cogiendo velocidad y equilibrio podemos ir soltando el sillín. En este punto es importante asegurarnos de que el niño no coja demasiada velocidad, para evitar que en la frenada se haga daño.

CONSEJO: Evita ir mirando al suelo o a la rueda. Mantén la mirada al frente, para ser capaz de reaccionar ante cualquier obstáculo que se te presente.

Paso 6: Frenar

El sexto paso es esencial para lograr dominar a la perfección la habilidad de montar en bicicleta. De esta forma, podremos frenar justo en el momento deseado y cuando queramos. Para aprender a frenar con la bicicleta, debemos controlar perfectamente los pasos anteriores de mantener el equilibrio y pedalear, como se mostraron en los pasos 4 y 5.

Una vez que nos encontramos pedaleando sobre la bicicleta, la mejor forma de detener la bicicleta de forma suave y segura es accionando el freno de la rueda trasera en primero y a los 3 o 5 segundos accionar el freno de la rueda delantera. Esta es la manera más recomendable de frenar porque si estas circulando a gran velocidad y de repente accionas el freno de la rueda delantera, la parte trasera de la bicicleta puede levantarse por la fuerza de la velocidad que llevas y finalmente volcar. Cayéndote al suelo y probablemente llevándote algún rasguño.

Para evitar caídas tontas, lo mejor es practicar. El ejercicio que vamos a realizar para entrenar la frenada es situar una marca a una distancia de unos 20 metros de la bicicleta y tratar de frenar justo en el punto donde se encuentra la marca.

IMPORTANTE: Frenar primero con la rueda trasera y a los 3 o 5 segundos accionar el freno de la rueda delantera.

Paso 7: Girar

Si hemos llegado a este punto quiere decir que ya somos capaces de dominar las partes más importantes de montar en bicicleta. Sabemos mantener el equilibrio, sabemos pedalear y sabemos frenar. Es por ello, que este paso va a ser el que te permita aprender definitivamente a controlar a la perfección la bicicleta. Pudiendo así realizar todos los movimientos necesarios para montar en bici.

Para aprender a realizar un giro vamos a realizar dos ejercicios. El primero consiste en situar dos marcas separadas por una distancia de 20 metros aproximadamente, y pedalear desde una hasta la otra sin bajarnos de la bicicleta y rodeando las marcas. Será como recorrer un circuito circular. Primero lo realizaremos en un sentido durante 10 minutos y después lo repetiremos en sentido contrario.

A medida que vayamos acercándonos a la marca realizaremos un movimiento suave del manillar y seguiremos pedaleando hasta haber completado el giro.

El movimiento de giro debe ser suave. No realices movimientos bruscos del manillar

El segundo ejercicio que vamos a realizar es más complicado y por tanto requiere dominar el ejercicio anterior previamente. Aquí vamos a colocar varias marcas en el suelo con una distancia entre sí de unos 5 metros. El objetivo de este ejercicio es ir pasando a través de las marcas realizando un movimiento de zig-zag o en forma de ocho.

Paso 8: Practicar, practicar y practicar

Ahora que ya sabemos cuáles son todos los movimientos necesarios para movernos en bicicleta, solamente nos queda seguir practicando para ir mejorando los movimientos y adquiriendo más confianza sobre la bicicleta. Aprovecha cualquier ocasión para salir a montar en bicicleta, o realiza trayectos cortos que te permitan ir cogiendo seguridad.

Explora nuevas rutas para conocer mejor a la bicicleta y aprender cómo se comporta en diferentes terrenos. Ya tienes todos los ingredientes necesarios, solo necesitas practicar y la mejor forma de hacerlo es probar lo que has aprendido, aplicándolo en situaciones diferentes.

Ante todo, recuerda lo que viste el paso 2, seguridad. Antes de salir a pedalear no olvides ponerte el casco. Utiliza luces y ropa que te den visibilidad, para que el resto de personas sepan que estás ahí.

Ver bicicletas eléctricas por precio

¿Cómo aprender a montar en bicicleta en 8 sencillos pasos siendo adulto?

La forma más sencilla de aprender a montar en bicicleta ya seamos una persona adulta o un niño, es realizar los 8 pasos descritos anteriormente. Por lo tanto, no dudes en aplicarlos si eres una persona adulta que quiere aprender. Busca a algún amigo o familiar que ya sepa cómo hacerlo y pídele que te eche un vistazo mientras aprendes para evitar cualquier caída.

Te aseguramos que, si sigues estos 8 pasos y los practicas regularmente, lograrás alcanzar tu objetivo y ese reto personal que te propusiste alcanzar se convertirá en un reto conseguido.

Ayúdate de los vídeos y no te saltes ningún paso porque todos son muy importantes.

Coméntanos cuál ha sido tu experiencia. ¿Cuánto tiempo has tardado en aprender? ¿Te ha resultado difícil? O simplemente quieres que aclaremos algún punto, háznoslo saber en los comentarios.

Navega por más artículos interesantes

Nos gustaría saber qué te ha parecido esta información. Marca tu valoración en las estrellitas para ayudarnos a mejorar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario